El tiempo da la razón a LOIU en el asunto de las piscinas municipales

Documento de LOIU justificando su posición

Al final ha ocurrido lo que LOIU sospechaba, el ayuntamiento de Lodosa ha puesto en marcha el expediente de adjudicación de las Piscinas Municipales. Tarde y mal. La noticia sin ser mala, llega tarde, muy tarde. Concretamente año y medio tarde. Y lo hace en medio de la polémica por la gestión que hasta ahora estaba ofreciendo la actual empresa, la cual ya había expresado seis meses antes de vencer el anterior contrato su rechazo a continuar en las mismas condiciones.

LOIU ha hecho público su posición al respecto en un documento que se puede ver a la derecha de estas líneas. Y este mismo fin de semana  Diario de noticias recogía el asunto en sus páginas:

El Ayuntamiento de Lodosa aprobó en su Pleno del jueves el pliego de condiciones para la gestión de las piscinas municipales de El Medianil. Este condicionado llega con más de un año de retraso, después de que en 2008 la empresa adjudicataria hasta el momento comunicara al Consistorio su deseo de abandonar la gestión de las instalaciones.

El nuevo pliego de condiciones se ha colgado en el portal de contratación de Navarra y las empresas podrán enviar sus ofertas desde hoy hasta el 25 de mayo. Según el condicionado, el arrendatario deberá pagar un canon mínimo de 2.000 euros al Consistorio y podrá solicitar un máximo de 100.000 euros al año como compensación del posible déficit por el balance económico.

El contrato tendrá una duración de diez años, prorrogables a un máximo de treinta, si bien se podrá solicitar la rescisión del contrato cumplido el primer año. La empresa adjudicataria se encargará de la gestión y el mantenimiento de los dos vasos de verano, la piscina de chapoteo y el césped; la piscina cubierta, la de hidromasaje, la sauna y el baño turco, y la sala de musculación, las nuevas salas polivalentes y las pistas de pádel.

El Ayuntamiento de Lodosa saca a concurso la gestión de las piscinas un año y cinco meses después de que el contrato inicial con la empresa Masquatro expirase. Dicha empresa manifestó con seis meses de anterioridad a dicha fecha su intención de no continuar con la gestión de las piscinas, debido al déficit económico. Desde entonces se ha llegado a varios acuerdos con ella de forma que las instalaciones pudieran seguir dando servicio hasta volver a ser adjudicadas, con la condición de que el Ayuntamiento de Lodosa corriera con el coste del déficit. Así, este retraso en el nuevo concurso ha supuesto un coste de 115.000 euros a las arcas municipales.

apoyo unánime El pliego fue aprobado por unanimidad por todos los ediles del Ayuntamiento lodosano. Con todo, Pablo Azcona, concejal de Lodosa Organización de Independientes Unidos, criticó la falta de rapidez en la resolución de este asunto: «Mi voto es favorable porque creo que es urgente realizar la nueva licitación. Sin embargo, es justo hacer una valoración crítica, puesto que en julio de 2008 la actual empresa nos advirtió de que no quería seguir con las instalaciones en las condiciones que estaba. A pesar de eso se dio lugar a que se acabase el contrato y la prórroga de 6 meses, e incluso ya se ha pasado casi un año desde que no hay relación contractual«.

El alcalde, Jesús María García, apuntó que la gestión de los últimos meses ha contado con el visto bueno de la empresa y de la comisión de seguimiento, si bien reconoció que el asunto «se ha prolongado en el tiempo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.