Palabras de Pablo Azcona en el «Reconocimiento de Lodosa a sus vecinos represaliados y asesinados en 1936»

“¿Por qué remover el pasado?¿No es mejor olvidar, dejar pasar?” Preguntas como éstas las hemos escuchado de manera directa o indirecta desde que se empezó a organizar este “Reconocimiento de Lodosa a sus vecinos” que culminamos hoy  día 22.

Y a preguntas como éstas hemos tratado de responder estos días atrás en  el ciclo de conferencias y exposiciones desde un espíritu integrador, respetuoso con todas las ideas y democrático.

La Memoria y el Reconocimiento a las Víctimas son pasos imprescindibles para afianzar la paz y los procesos de integración popular. Sobre todo cuando ha habido décadas de Desmemoria y de considerar a las víctimas como invisibles. En Navarra, en Lodosa, hubo viudas y huérfanos que oficialmente no lo eran.

Y en el propio Ayuntamiento hemos tardado más de 30 años en recoger el testigo de la propia sociedad lodosana, para Reconocer a aquellos vecinos que fueron Recuperados y Dignificados en 1979 del asesinato y humillación que sufrieron en aquel fatídico 36.

Y lo queremos hacer sin revanchismos estériles, pero sin ocultar la verdad de los hechos. Respetando las diferentes visiones, pero desde la convicción de que hay un relato admitido y asumido por la inmensa mayoría que rechaza la violencia. Para educar a las nuevas generaciones en la cultura de la Paz y el Respeto al Diferente. Si conseguimos avanzar en esta cultura, seguro que mucha gente que hoy se pregunta “¿Por qué remover?” encontrará respuestas satisfactorias. Habrá merecido la pena.

Este homenaje llega, pero llega tarde; porque muchísimas víctimas indirectas de aquella masacre han fallecido sin ver a sus familiares reconocidos públicamente. Por ello desde el Ayuntamiento les pedimos perdón. Tuvieron que llorar a sus muertos en silencio. Sin embargo, aquí están las nuevas generaciones para consagrar esas memorias y cerrar el círculo del largo duelo.

Hoy es una gran ocasión para recordar y dar vigencia a los valores que nuestros fusilados defendieron. La corporación que hasta aquél fatídico verano del 36 dirigió el Ayuntamiento de Lodosa trabajó por unas relaciones económicas, sociales y políticas que ponían al ser humano en el centro de las políticas públicas.

Los valores republicanos de libertad, igualdad, solidaridad o justicia para todos y todas deben ser el epicentro de nuestro trabajo y de nuestra vida diaria.

No podemos cambiar el pasado pero si trabajar por nuestro futuro, y esta es nuestra tarea; tenemos que construir una sociedad más respetuosa con su pluralidad interna, más integrada y más democrática.

Como dijo el ultimo premiado con el príncipe de viana de la cultura, Daniel Innerarity:

La cuestión clave es si, más allá de nuestras diferencias políticas e ideológicas, estamos dispuestos a respetarnos como personas que forman parte de una misma sociedad, si somos capaces de convivir con el respeto a la diferencia y superar nuestra crónica dificultad de entendernos.

Precisamente para ello está el dialogo y la libertad cuando se trata de decidir nuestro destino colectivo.

Como Alcalde y como lodosano puedo decir que me siento orgulloso de que en el Ayuntamiento hayamos logrado superar nuestras diferencias políticas, para aprobar por unanimidad este Homenaje a las Víctimas en forma de una moción que hemos dejado plasmado en un Bando y una Placa. Estimados amigos y amigas, os dedico el último párrafo de esa moción:

Tenemos el deber y la obligación ética de hacer una declaración pública que, aunque tardía, permita saldar esta deuda histórica, y contribuya a conseguir una convivencia más justa y respetuosa de todas las ideas, y una democracia más profunda basada en el derecho a la vida y a la libertad. Una declaración que contribuya a la educación en valores para las generaciones futuras, así como a erradicar la cultura del ejercicio de la violencia política.

Termino con la pregunta con que empezaba “Por qué remover el pasado?”. Espero que estos días hayamos encontrado respuestas que merezcan la pena. Pero me asalta otra pregunta para los que prefieren no remover “¿Cómo se hace para vivir tantos años con víctimas, viudas, huérfanos y asesinos invisibles?” Pues así hemos vivido, aunque nos duela.

 Gracias a las generaciones que han sufrido y nos lo han transmitido, gracias a todos los colaboradores que habéis hecho posible este reconocimiento, gracias al público por refrendar todo esto con su asistencia.

Y por último, quiero recordar a todos los que me habéis animado estos días, a los que después del exilio forzoso se han puesto en contacto conmigo desde otros países interesándose por el homenaje, a los que me han enviado cartas anónimas, a los que como yo, fueron alcaldes de Lodosa y murieron por ello, bien sea con un tiro o encerrados en una celda, y a mi familia.

Seguiremos luchando por la paz, la convivencia y la libertad.

Bihotz bihotzez eskerrik asko, Muchas gracias

2 comentarios en “Palabras de Pablo Azcona en el «Reconocimiento de Lodosa a sus vecinos represaliados y asesinados en 1936»”

  1. Estoy de acuerdo al 100% con el comentario de Antonio Ezquerro, es fundamental, necesario e importante transmitir para que no caiga en el olvido, los terribles acontecimientos, injusticias, sufrimiento y dolor que se padeció aquí, en nuestra villa. Esta es la forma de concienciar a los mas jovenes para que aprendan y lo tengan en cuenta para que no se vuelva a repetir el pasado. Pero también es fundamental e importantisimo transmitir los hechos y acontecimientos de manera pragmática y neutral. Es fundamental que ademas de los hechos en si, explicarles cual era la situacion social de la epoca en concreto, sus costumbres, comportamientos y manera de razonar,etc etc. porque si no se cae en el error de juzgar hechos pasados usando el racionamiento actual. De esta forma se evita hacer demagogia, victivismo y discriminación. Por ejemplo hacer afirmaciones como esta en concreto:
    Los valores republicanos de libertad, igualdad, solidaridad o justicia para todos y todas deben ser el epicentro de nuestro trabajo y de nuestra vida diaria.
    ¿Valores republicanos??? Estados Unidos es una república, lo digo porque muchos equiparan república con socialismo ¿?¿? francia, la republica por excelencia estuvo gobernada hasta hace poco por un partido conservador… Por esto mismo es importante explicar los hechos, acontecimientos, etc, etc. tal como fueron… sin hacer distinciones entre unos y otros, tampoco juzgar y condenar unos hechos en concreto ni justificar y defender hechos similares solamente basándonos en el lado en que estaban.

    Para acabar y como anécdota curiosa, la cita que he puesto antes (Los valores republicanos de libertad, igualdad, solidaridad o justicia para todos y todas deben ser el epicentro de nuestro trabajo y de nuestra vida diaria.)
    también lo promulgaba (+o-)un grupo en concreto. Lo único que cambiaba era: valores republicanos por valores falangistas

  2. Sin duda una sociedad solamente puede progresar tiendo como fundamento la equidad solidaria para lo que es necesario el reconocimiento de las injusticias y el sufrimiento soportado por todas las personas que forman esa sociedad. A partir de ese reconocimiento la sociedad es más libre y por ende más desarrollada en los auténticos valores que se transmiten de generación en generación y que hará que esa sociedad perdure en el tiempo.
    Lo que se hizo en Lodosa fue tan importante que su proyección en el futuro hará que sea imposible volver a repetir la Historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.